El papel de los científicos en la pandemia de COVID-19

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
lunes, 15 febrero, 2021
Bioemprender

Bioemprender

El 2020 ha sido un año difícil de olvidar, especialmente para aquellos que han perdido a un ser querido, su trabajo o han estado soportando mucho estrés físico y emocional. Sin embargo, la pandemia nos está haciendo ver el papel tan relevante que tiene la ciencia en nuestras vidas, que a menudo pasaba desapercibido para muchos. Es importante destacar las cuatro aportaciones principales con las que están contribuyendo los científicos a la lucha contra el coronavirus:


Estudio del virus

El SARS-CoV-2 era un virus totalmente desconocido al inicio de la pandemia, por lo que los investigadores de todo el mundo se han puesto manos a la obra para descifrar su estructura proteica y genómica, entender su mecanismo de infección, y la cascada inflamatoria que desencadena en los órganos afectados, entre otros cientos de cosas.

Y muchos de ellos tienen que trabajar en laboratorios de nivel 3, llevando equipos de protección individual de alta seguridad para evitar la propagación del virus.




Diseño y validación de los test de diagnóstico

De la noche a la mañana se han tenido que diseñar tests de detección del SARS-CoV-2 y de su respuesta serológica cuando apenas se sabía nada del virus.

Aunque los primeros tests de PCR tenían un porcentaje no despreciable de falsos positivos y negativos, con mucho esfuerzo y dedicación se han mejorado, y a día de hoy su sensibilidad y especificidad es bastante alta.

Asimismo, también se han conseguido tests de anticuerpos con una sensibilidad y especificidad de casi el 100% en la mayoría de los kits.

Por otro lado, se están sacando tests de detección de antígenos (aunque algo menos precisos que los de PCR), y recientemente algunos para poder hacer el diagnóstico en casa.




Búsqueda de nuevos fármacos

Otra de sus contribuciones esenciales está siendo descubrir las posibles dianas terapéuticas de la enfermedad para poder diseñar nuevos fármacos, y también investigar qué fármacos de otras enfermedades podrían ser efectivos contra el COVID-19.

Debido a la urgencia de la pandemia, se está haciendo un esfuerzo ímprobo para diseñar ensayos clínicos en cortos periodos de tiempo y ponerlos en marcha más rápidamente que los tiempos ordinarios.




Investigación de vacunas

Los investigadores se están valiendo de estrategias de vacunas que aún estaban en desarrollo para otras enfermedades como el cáncer, además de los vectores habituales utilizados en enfermedades infecciosas, para desarrollar vacunas contra el COVID-19.

También están consiguiendo poner en marcha los ensayos increíblemente rápido, y se está asumiendo el riesgo de empezar a fabricar las vacunas cuando aún su eficacia y seguridad no está completamente demostrada.

Las vacunas están siendo, sin lugar a dudas, la contribución estrella que han hecho los científicos durante la pandemia. Siendo a día de hoy el COVID-19 una enfermedad muy contagiosa y potencialmente mortal en un gran número de personas, las vacunas son las que principalmente nos van a permitir a que poco a poco todos podamos volver a una normalidad, aunque algo diferente, a la que dejamos en marzo de 2020.


Autora: Ángela Quintana

Referencias:

Listado de tests de COVID-19 aprobados por la FDA (Food and Drug Administration): https://www.fda.gov/medical-devices/coronavirus-disease-2019-covid-19-emergency-use-authorizations-medical-devices/vitro-diagnostics-euas

Deja tu comentario

© 2020 Bioemprender

Únete a la comunidad