fbpx
trabajar divulgador cientifico

Cómo llegar a ser un buen divulgador científico

¿Te apasiona la ciencia y te encanta compartir tus conocimientos con los demás? ¡Entonces trabajar como divulgador científico puede ser tu próxima gran aventura! 

Desde desmitificar conceptos complejos hasta inspirar a las futuras generaciones de científicos, la divulgación científica es una actividad gratificante y enriquecedora. ¿Quieres saber cómo llegar a ser un buen divulgador científico? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Qué se necesita para ser divulgador científico

¿Qué se necesita para adentrarse en el apasionante mundo de la divulgación científica?

Aquí tienes algunas cualidades clave:

Aprender a comunicar

Ser un buen comunicador es fundamental para ser un divulgador científico exitoso. Dominar la habilidad de explicar conceptos científicos de manera clara, concisa y accesible es esencial para conectar con tu audiencia y hacer que la ciencia cobre vida.

Buscar nuevos nichos de mercado

Identificar tu nicho de mercado es clave para destacarte como divulgador científico. ¿Tienes un interés particular en la biotecnología, la biología o la farmacia? Encuentra tu pasión y enfoca tus esfuerzos en convertirte en un experto en ese campo específico.

Qué hace un divulgador científico

¿Qué hace exactamente un divulgador científico? Aquí tienes algunas de las actividades principales:

  • Comunicación en público: ya sea dando charlas, conferencias o talleres, los divulgadores científicos comparten su conocimiento con audiencias de todas las edades y niveles educativos.
  • Producción de contenido: desde blogs y podcasts hasta videos en línea, los divulgadores científicos utilizan una variedad de plataformas para crear contenido educativo y entretenido sobre temas científicos.
  • Colaboración con medios de comunicación: trabajar con medios de comunicación tradicionales y digitales para difundir información científica de manera precisa y comprensible para el público en general.

Dónde puede trabajar un divulgador científico

  • Museos y centros de ciencias: muchos museos y centros de ciencias tienen equipos dedicados a la divulgación científica, ofreciendo programas educativos y actividades para el público.
  • Instituciones educativas: desde escuelas secundarias hasta universidades, las instituciones educativas a menudo buscan divulgadores científicos para enriquecer el aprendizaje de los estudiantes y promover el interés en la ciencia.
  • Organizaciones sin fines de lucro: Organizaciones dedicadas a la promoción de la ciencia y la alfabetización científica a menudo contratan divulgadores científicos para llevar a cabo programas y eventos.
  • Medios de comunicación: trabajar como colaborador o consultor en medios de comunicación tradicionales o digitales, escribiendo artículos, produciendo contenido en video o participando en programas de radio y televisión.

Si quieres saber más, te dejo esta 👉 guía sobre las 10 mejores salidas científicas 👈

Ahora que sabes lo que se necesita para trabajar como divulgador científico, es hora de empezar. No importa cuál sea tu formación académica o tus intereses científicos, ¡hay un mundo de oportunidades esperando ser exploradas en el apasionante campo de la divulgación científica!

Únete a la comunidad