Cuanto más sabemos, menos inteligentes nos creemos. Cuanto menos sabemos, más inteligentes nos creemos. El efecto Dunning-Kruger.

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
miércoles, 5 agosto, 2020
Aitor Gálvez Belda

Aitor Gálvez Belda

“La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante” – Miguel de Unamuno.

Estas sabias palabras que nos deja Miguel de Unamuno, deberíamos releerlas cada vez que tenemos una duda sobre nosotros y nuestro conocimiento. La ciencia tiene un valor oculto esencial, la duda. La persona que es incapaz de poner en duda lo que cree, nunca aprenderá a pensar de manera crítica y usar el método científico.
⠀⠀
La duda conlleva a la búsqueda de respuestas, lo que incrementa nuestro conocimiento, algo vital en la ciencia. Sentirse un ignorante es bueno para seguir descubriendo. ¿Qué incentivo tendríamos si no para aprender más? Esta idea también la plasmó Sócrates, con su conocida frase “Solo sé que no sé nada”. Un científico puede ser débil porque no ha dudado lo suficiente y ha llegado a unas conclusiones erróneas. Puede premiarse la mediocridad antes que le excelencia, por no permitirse ir un paso más allá.
⠀⠀
También se muestra esto, en el efecto Dunning-Kruger. Este es un sesgo cognitivo en el cual los individuos con escasos conocimientos sufren de un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su habilidad por encima de lo real. Un claro ejemplo de esto, podría ser cualquier persona que se ata a una pseudociencia ante todo y por muchos datos que se le aporten, nunca pone en duda su posición.
⠀⠀⠀
Por el contrario, los individuos altamente cualificados tienden a subestimar su competencia relativa, dando por sentado erróneamente que las tareas que son fáciles para ellos, también son fáciles para los demás. Esto ocurre muy a menudo en intelectuales.

El fenómeno fue demostrado en una serie de experimentos realizados por Justin Kruger y David Dunning, de la Universidad de Cornell (Nueva York, EE. UU.). Sus resultados fueron publicados en el Journal of Personality and Social Psychology de diciembre de 1999.2​ Kruger y Dunning investigaron cierto número de estudios previos que tendían a sugerir que en diversas habilidades. En este estudio se describieron varias hipótesis que se comentan a continuación:

-Los individuos incompetentes tienden a sobrestimar su propia habilidad.
-Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer la habilidad de otros.
-Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia.
-Si son entrenados para mejorar su nivel de habilidad pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.
⠀⠀
David Dunning y Justin Kruger de la Universidad de Cornell concluyeron que: «La sobrevaloración del incompetente nace de la mala interpretación de la capacidad de uno mismo. La infravaloración del competente nace de la mala interpretación de la capacidad de los demás». ⠀⠀

Para concluir, destacar las palabras de Charles Darwin «La ignorancia genera confianza más frecuentemente que el conocimiento».

Confiad en vosotros mismos, valéis y sabéis más de lo que creéis. Pero también recordad esta frase de Robe “Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran sus ideales, sobre los de cualquiera”.

Deja tu comentario

© 2020 Bioemprender

Únete a la comunidad